Rolls-Royce Ghost en las calles de Londres

Rolls-Royce Ghost en las calles de Londres

Rolls-Royce Ghost en las calles de Londres, un coche que representa clase, estilo y elegancia, todo en un paquete menor que su antiguo hermano, el titánico Phantom. El Ghost es tan bueno como una ultra lujosa limosina.

Los árabes adoran sus super coches y sobre todo lucirlos en todos los espectáculos posibles. Tunear los coches es una opción muy usada en este mercado, para llevar a los vehículos más allá de los que son vendidos de serie y convertirlos en algo único. El trabajo que os mostramos viene de la compañía Mansory, con un kit de componentes que consiguen un remarcable resultado.

Las luces LED lucen con brillantes y las más largas entradas de aire y los conductos frente a las ruedas delanteras, le dan al Ghost un toque extra de agresividad que estaba ausente en el coche estándar. A parte de los nuevos componentes, uno de los rasgos más característicos y llamativos de este vehículo y que lo sitúan por encima de muchos de su especie es su cromado. Pintado con color oro, sin llegar a lo ordinario, y dotando al coche de una personalidad muy especial. Los brillos lucen ahora más que nunca, y pese a que suponemos que el coste de este trabajo ha sido bastante elevado también lo son los resultados.

Comprobadlo por vosotros mismos con este vídeo del Rolls-Royce Ghost por las calles de Londres.

Rolls-Royce Ghost en las calles de Londres

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + catorce =